Esta semana se ha presentado el libro Youtubers y otras especies, de Millán Berzosa, sobre el fenómeno que ha cambiado la manera de entender los contenidos audiovisuales, que puedes leer gratis en pdf. Desde que Millán me contó la idea del proyecto, le empujé a que se hiciera realidad y participé con esta opinión que hoy quiero compartir con vosotros:

"A los veinte años de edad, la vida rebosa ganas de comerse el mundo. Frente a quienes se lamentan desde hace una década por todo lo que han perdido, las nuevas generaciones decidieron aprovechar la gran oportunidad que les brinda Internet y las redes sociales. Su revolución se llama autenticidad, su innovación es no dejar de ser ellos mismos, su lenguaje es ser fieles a sus creencias. Desde fuera, no se les entiende. Pero, tras escuchar lo que dicen, siempre con ese brillo en los ojos, resulta incomprensible que el resto desconectáramos algún día de nuestros sueños de juventud para llevar nuestra vida a esa vía muerta que es la frustración. No es que el resto naciéramos demasiado pronto para entender el nuevo mundo, es que decidimos abandonar nuestros primeros ideales demasiado rápido por unas cuantas comodidades. Para entender a los youtubers, y a esa nueva generación que llaman los Millennials, solo hace falta regresar a nuestros orígenes. Son toda una lección de cómo triunfar en el mundo de hoy en día: accesibles, en contacto permanente con sus seguidores, rebosantes de creatividad y sin miedo a dejar de probar las cosas. Son el ejemplo a seguir. Hoy, todo está a nuestro alcance, cualquiera puede crear y publicar lo que quiera y nadie decide qué es lo importante, salvo el gusto de los seguidores. En eso, el siglo XXI nos obliga a todos a reinventarnos, a sacar lo mejor de nuestra creatividad. Y, sólo se puede triunfar con el único combustible posible para que la magia surja: la pasión. Es la lección que nos han enseñado los youtubers".