Hola! Ayer, cuando veía la noticias en la tele sobre el temporal, conectaron con un colegio que tenía una capa de dos palmos de nieve. La reportera hablaba de cómo un manto helado cubría la cancha de baloncesto y los niños tenían que pasar todo el día dentro porque hacía mucho frío. Daba a entender lo mal que lo tenían que estar pasando los pobrecitos.

Aún recuerdo como mi sobrina no fue al cole la primera vez que hubo una gran nevada en la localidad donde vive. Se quedó en casa jugando y haciendo muñecos de nieve. Disfrutando de la nieve.

Todas las cosas se pueden ver en positivo o en negativo. ¿Cómo son tus pensamientos? ¿Eres de los que te preocupas por problemas que no han pasado? ¿O de los que disfrutan de las experiencias?

Me gusta la metáfora de que los pensamientos negativos son como las malas hierbas, que crecen por todas partes, y no dejan crecer las semillas positivas en su lugar. Siempre podemos cambiar los pensamientos negativos por positivos. Que donde hay malas hierbas crezca un maravilloso rosal. Todo depende de lo que tú pienses.

En el ejercicio de hoy, te puedes esta plantilla con columnas. En la izquierda, apunta pensamientos negativos que tienes y a la derecha como sería la misma situación mirando con las gafas del pensamiento positivo.

Recuerda que tú eres quien da poder a los miedos o quién los domina y planta en su lugar un maravilloso jardín. Mientras haces el ejercicio, te puedes inspirar en La Vida de Brian, y la canción ‘Siempre mira el lado brillante de la vida’.

 

https://youtu.be/P-7moc6I9Jg