Escribo este post como una reflexión particular a partir de los datos del último informe de NMC Horizon Report de 2017. Aclaro que me parece uno de los estudios más serios sobre las tendencias de la educación para 2017, si bien muy enfocado a los Estados Unidos. Aunque, se han convertido en la referencia en este mundo globalizado, de manera que son el modelo en el que otros países se miran. Desde luego, España, desde donde escribo. Metodológicamente, han preguntado a un grupo numeroso de docentes y las conclusiones son el reflejo de su visión sobre el futuro de la educación. A partir de ahí, cada año elaboran un listado de 6 tendencias, 6 desafíos y 6 desarrollos tecnológicos.

 

Lo más interesante de la edición de 2017 es el cuadro que he tratado de reproducir en esta página, donde se ve la evolución de lo que estos expertos pensaban, a lo largo de los años, que eran los retos tecnológicos de la educación. En las tendencias para la educación de 2017 hay muchas novedades. Aparece, por primera vez, el repensar los roles de los educadores, la obsolescencia del conocimiento o avanzar en la brecha digital.

Me alegro porque después de muchas ediciones los expertos se han dado cuenta de que los verdaderos protagonistas de la innovación en la educación no son las tecnologías sino los educadores. Debe ser que el tsunami educativo está ya casi encima de ellos.